DR MOSTAZA

¿QUÉ ES LA CIRUGÍA ENDOSCÓPICA DE COLUMNA?

La cirugía endoscópica de columna vertebral es un procedimiento quirúrgico ultra mínimamente invasivo que alivia eficazmente el dolor crónico en la parte baja de la espalda y las piernas.

Esta cirugía de columna vertebral de última generación utiliza una cámara HD conectada a un endoscopio insertado a través de una incisión en la piel de 1,5 cm.

El procedimiento ortopédico endoscópico permite a los cirujanos de columna operar de forma segura, con mayor precisión y ofrecer a los pacientes mejores resultados.

El cirujano puede observar la columna vertebral en un monitor de alta definición y operar a través del endoscopio utilizando micro instrumentos altamente especializados. La cirugía endoscópica de la columna vertebral puede tratar eficazmente la hernia discal, la estenosis foraminal y otras patologías más complejas a nivel cervical, dorsal y lumbar.

¿En qué se diferencia la cirugía endoscópica de columna de la cirugía mínimamente invasiva de columna?

La cirugía mínimamente invasiva MIS de la columna vertebral es el estándar de atención en la cirugía de columna, representa un amplio espectro de técnicas, siendo la endoscópica la menos invasiva. La cirugía endoscópica de la columna vertebral es tan eficaz como el procedimiento de microdiscectomía para resolver las patologías de la columna vertebral.

Sin embargo, a diferencia de la MIS, la cirugía endoscópica de la columna vertebral reduce significativamente el traumatismo en los músculos y tejidos blandos del paciente, lo que conduce a una recuperación más rápida. El procedimiento endoscópico utiliza un abordaje quirúrgico con menor agresividad.

A diferencia de la incisión MIS de 2,5 cm más, la endoscopia utiliza una incisión entre uno y 1,5 cm. Las incisiones quirúrgicas más pequeñas y evitar los músculos principales de la espalda pueden mejorar significativamente los resultados de los pacientes.

La cirugía endoscópica, a veces llamada ultramínimamente invasiva, permite al cirujano un mejor acceso a los nervios espinales y al disco, y una visualización superior. Además, permite a los pacientes un menor riesgo y un alta hospitalaria más más precoz dentro de las 24 horas posteriores a la cirugía.

Scroll al inicio