DR MOSTAZA

PATOLOGÍA TUMORAL

Un gran número de pacientes diagnosticados de lesiones expansivas primarias o secundarias de la columna vertebral necesitan un diagnóstico adecuado y posible intervención quirúrgica.

Los tumores óseos primarios de columna son menos frecuentes que las metástasis y el mieloma múltiple. Basándose en la edad del paciente, el patrón radiológico y la topografía del tumor, puede establecerse un diagnóstico diferencial muy aproximado de una lesión ósea vertebral.

Si se excluyen las metástasis óseas, el mieloma múltiple, el linfoma, los hemangiomas y las enostosis, sólo ocho tipos de tumores representan el 80% de todos los tumores vertebrales. Estos son: cordoma, osteoblastoma, condrosarcoma, tumor de células gigantes, osteoma osteoide, sarcoma de Ewing, osteosarcoma y el quiste óseo aneurismático.

Aproximadamente entre el 5 y el 10% de todos los pacientes con cáncer desarrollan metástasis espinales, según la investigación. Y la tasa es significativamente mayor para los hombres con cáncer de próstata: hasta el 90% de estos hombres desarrollarán lesiones en la columna vertebral.

Las metástasis espinales ocurren en todos los grupos de edad, pero la prevalencia más alta ocurre entre los pacientes que tienen entre 40 y 65 años, considerados los primeros años de cáncer.

Muchos estudios han reportado una relación entre el tratamiento previo y la función neurológica postratamiento en estos pacientes, lo que subraya la necesidad de una intervención temprana agresiva.

Las técnicas quirúrgicas avanzadas para la descompresión tumoral y la estabilización espinal ahora permiten procedimientos más extensos con mejores resultados para los pacientes.

Scroll al inicio