DR MOSTAZA

ARTROPLASTIA CERVICAL Y LUMBAR

El reemplazo de disco artificial, también conocido como artroplastia, es el reemplazo de un disco espinal dañado por un disco artificial.

Un disco artificial está diseñado para sostener las vértebras y, al mismo tiempo, permitir la flexión hacia atrás y hacia adelante, la flexión de lado a lado y el giro. En general, están compuestos por dos placas finales que se mueven y deslizan sobre un núcleo central. Están compuestos de metales como el titanio o el cobalto y, a veces, de plástico como el polietileno o el poliuretano.

¿Cuándo se realiza la Artroplastia (Reemplazo Artificial de Disco)?

La columna vertebral está formada por 33 vértebras. Entre cada conjunto de vértebras hay una «#» llamada disco intervertebral. La edad, la genética y el desgaste diario pueden contribuir al daño y la degeneración o hernia del disco. La degeneración o hernia discal puede causar dolor, debilidad y entumecimiento que se irradian a los hombros y los brazos en caso de ser patología a nivel cervical y hacia las extremidades inferiores cuando es a nivel lumbar.

Muchos pacientes con discos degenerados o herniados responden bien al tratamiento no quirúrgico, como la fisioterapia, las infiltraciones y los dispositivos ortopédicos. Estas medidas suelen ser eficaces para aliviar los síntomas y evitan los riesgos que conlleva cualquier tipo de cirugía. Sin embargo, si los pacientes experimentan dolor intenso en el cuello y/o el brazo, o en la región lumbar y extremidades inferiores, y/o si las medidas no quirúrgicas no proporcionan alivio de los síntomas, se puede considerar realizar una artroplastia.

Los mejores candidatos para la artroplastia son los pacientes más jóvenes que tienen una sola hernia discal y un movimiento normal de la columna vertebral a nivel del disco. En algunos pacientes, es posible el reemplazo de más de un disco. Los pacientes mayores que tienen Espondiloartrosis significativa, osteofitos y movilidad limitada a nivel del disco generalmente no son buenos candidatos para la artroplastia.

En nuestra unidad de cirugía avanzada e innovadora vertebral somos pioneros a nivel internacional de este tipo de tratamiento, fuimos los primeros que realizamos en España y hace 22 años. La técnica empleada a nivel lumbar es un abordaje laparoscópico por vía anterior. Contamos con un equipo quirúrgico multidisciplinar formado por neurocirujanos, cirujanos vasculares y anestesistas. En cuanto a la columna cervical el abordaje es mediante microcirugía endoscópica anterolateral

El tiempo de estancia hospitalaria es de 48 horas. Dada nuestra amplia experiencia podemos elaborar distintos planes de tratamiento individualizados que mejor se adapten a cada paciente.

ARTROPLASTIA CERVICAL

¿Cómo se realiza la artroplastia (reemplazo de disco artificial)?

Este procedimiento se realiza bajo anestesia general. El cirujano hace una incisión en la parte anterolateral del cuello y expone cuidadosamente y con la menor agresividad la parte delantera de la columna vertebral. El control radiológico ayuda al cirujano a verificar el nivel correcto de cirugía.

Mediante la técnica de microcirugía endoscópica, el cirujano extirpa la hernia de disco dañada, un procedimiento llamado micro discectomía. A continuación, se inserta un disco artificial (en nuestra experiencia como máximo colocamos 2 dispositivos) del tamaño adecuado en el espacio del disco. Otra radiografía intraoperatoria confirma las posiciones de los dispositivos. Luego, el cirujano cierra la incisión con suturas. La cirugía suele durar de una a dos horas.

¿Qué puedo esperar después de la artroplastia (reemplazo de disco artificial)?

Cualquier tipo de cirugía es como una lesión, y un reemplazo de disco artificial no es diferente. Habrá algunas molestias y movimiento limitado durante algunas semanas. Es posible que necesite algunos analgésicos durante un corto período de tiempo. Su actividad puede estar limitada durante algunas semanas, pero en la mayoría de los casos, puede aumentar su nivel de actividad a medida que se sienta cómodo. Actividades como conducir y regresar al trabajo dependen de su propia comodidad y nivel de seguridad personal.

ARTROPLASTIA LUMBAR

El dolor lumbar es un problema de salud importante en los países occidentales, cuyas principales causas se cree que son la discopatía degenerativa lumbar y la artropatía facetaria. Se ha planteado la hipótesis de que a través de la deshidratación del disco, los desgarros anulares y la pérdida de altura del disco, la discopatía degenerativa puede provocar un movimiento anormal del segmento afectado y una inestabilidad biomecánica que causa dolor. Del mismo modo, el estrés facetario crónico conduce a la hipertrofia, la formación de osteofitos, la distorsión de los elementos inervantes, el movimiento patológico dentro de la cápsula facetaria y el dolor. Si bien inicialmente se utilizan modalidades de tratamiento conservadoras como fisioterapia, masajes y regímenes de medicamentos orales, el control incompleto del dolor a menudo lleva a los pacientes y a los proveedores de atención médica a considerar la intervención quirúrgica. La fusión lumbar o artrodesis se ha considerado el criterio de tratamiento quirúrgico estándar para la DDD y la artropatía facetaria.

Como procedimiento quirúrgico alternativo, se desarrolló el reemplazo total de disco lumbar o artroplastia lumbar como un medio para aliviar el dolor mientras se restaura y mantiene la transferencia de carga segmentaria, el equilibrio sagital y el movimiento del segmento espinal. Además, se planteó la hipótesis de que el uso de estos dispositivos disminuiría la incidencia de degeneración inducida por fusión en segmentos adyacentes, mejorando aún más los resultados clínicos. El concepto de reemplazo de disco lumbar como alternativa a la fusión cobró impulso inicialmente tras el éxito de la artroplastia total de rodilla y cadera.

¿Quién es candidato para el reemplazo de disco lumbar?

Para determinar si usted es un buen candidato para el reemplazo de disco, su cirujano puede requerir algunas pruebas, que incluyen:

La información de estas pruebas también ayudará a su cirujano a determinar la fuente de su dolor de espalda.

El reemplazo de disco artificial no es apropiado para todos los pacientes con dolor lumbar. En general, los buenos candidatos para el reemplazo de disco tienen las siguientes características:

Procedimiento quirúrgico

La mayoría de las cirugías de reemplazo de disco artificial duran de 2 a 3 horas. En nuestra unidad de cirugía avanzada innovadora de la columna vertebral tenemos un equipo multidisciplinar formado por neurocirujanos, cirujanos vasculares y anestesistas. Realizamos un abordaje laparoscópico por vía anterior mediante una mini incisión de 4 cm localizada en el punto medio entre el ombligo y sínfisis del pubis. Mediante endoscopia hacemos un abordaje retroperitoneal izquierdo para identificar los vasos pélvicos y el disco intervertebral.

Microdiscectomía endoscópica total del disco intervertebral y a continuación introducimos una prótesis de disco que va a permitir total movilidad en el segmento intervenido. Mediante un control radiológico en el quirófano vemos la correcta colocación del dispositivo.

Recuperación

En la mayoría de los casos, permanecerá en el hospital de 1 a 3 días después del reemplazo del disco artificial.

En la mayoría de los casos, se anima a los pacientes a ponerse de pie y caminar el primer día después de la cirugía. El movimiento temprano y una rehabilitación conduce a una recuperación más rápida. Sin embargo, el movimiento excesivo debe limitarse, ya que el hueso tiene que consolidar con el disco artificial. Su médico hablará con usted acerca de las limitaciones.

Realizará ejercicios básicos, como caminar y estirarse de rutina, durante las primeras semanas después de la cirugía. Durante este tiempo, es importante evitar cualquier actividad que le provoque una hiperextensión de la espalda.

Scroll al inicio