DR MOSTAZA

PATOLOGÍAS DE COLUMNA

Cuáles son los problemas más frecuentes en la columna

La columna vertebral es una estructura hueca y flexible por la que discurre la médula espinal. Está formada por 33 pequeños huesos llamados vértebras, que permanecen separados por discos intervertebrales cartilaginosos. La columna vertebral forma el esqueleto axial, los huesos del cráneo, las costillas y el esternón.

Funciones

Las enfermedades o afecciones relacionadas con la columna vertebral son frecuentes y suponen una enorme carga de morbilidad y costes para la sociedad. Algunos ejemplos son la discopatía degenerativa, la estenosis espinal, la espondilolistesis, la escoliosis, la osteoporosis, las hernias discales, las fracturas/lesiones ligamentosas, las infecciones, los tumores y las espondiloartropatías.

Qué pruebas hay para el diagnóstico de la lesión de columna

  • Radiografía simple (rayos X)

    La radiografía se ha considerado la modalidad de imagen de primera línea para el diagnóstico de patologías de la columna vertebral. Con los avances en las técnicas de radiografía a lo largo del tiempo, el valor diagnóstico de las radiografías también mejoró. Proporciona información importante para la mayoría de las enfermedades de la columna vertebral, desde la evaluación del trauma, la determinación de la deformidad y degeneración de la columna vertebral, la identificación de la inestabilidad de la columna vertebral y la identificación de lesiones anormales sugestivas de malignidad. En la actualidad, la radiografía convencional que utiliza una película de rayos X impresa ha sido sustituida por la radiografía digital (DR) que utiliza un detector digital y procesadores de imagen en la práctica clínica. Las ventajas de la DR incluyen la mejora de la calidad de imagen, la velocidad, la accesibilidad, la menor exposición a la radiación, la disponibilidad del procesamiento posterior a la obtención de imágenes, la optimización de la calidad y el cómodo almacenamiento y recuperación de imágenes. Además, el uso de DR permite una medición más precisa y exacta del estado de alineación de la columna vertebral y de varios parámetros de la columna vertebral

  • Tomografía computarizada

    La TC permite una buena visualización de las patologías de la columna vertebral, incluida la compresión de las estructuras neurales y la enfermedad de las estructuras situadas lateralmente (como la estenosis foraminal). La moderna TC en espiral con multidetector permite una adquisición de datos rápida y continua en pocos segundos. La TC también es útil en la evaluación detallada de las estructuras óseas de la columna vertebral y es muy sensible para la detección de fracturas. Por lo tanto, la TC de la columna vertebral es la primera opción de imagen para el cribado de pacientes con traumatismos, especialmente aquellos con alto riesgo de lesiones medulares.

  • Resonancia magnética

    La resonancia magnética proporciona imágenes de alta resolución del hueso y los tejidos blandos que se pueden distinguir claramente. A continuación, la resonancia magnética puede visualizar toda la columna vertebral y diferenciar entre estructuras individuales, como el cuerpo vertebral, los discos intervertebrales, los canales espinales, los elementos posteriores, los ligamentos, los músculos paravertebrales, las raíces nerviosas y la médula espinal.

  • Otras modalidades de diagnóstico por imágenes (EOS, gammagrafía ósea y SPECT/CT)

    El sistema de imágenes EOS puede tomar imágenes posteroanteriores y laterales simultáneamente y construir la reconstrucción 3D de estructuras esqueléticas, utilizando algoritmos basados en modelos estadísticos y reconocimiento de formas óseas. Las imágenes se toman con el paciente en posición de pie, lo que permite el examen de la columna vertebral y las extremidades inferiores en condiciones normales de soporte de peso. La gammagrafía ósea, es una opción valiosa para las siguientes patologías de la columna vertebral: tumor óseo y metástasis, infección, fractura sutil o indetectable y dolor inexplicable de la columna vertebral. Recientemente, se ha introducido la gammagrafía ósea con tomografía computarizada por emisión de fotón único (SPECT/TC) para definir tanto la morfología como la fisiología simultáneamente en un solo estudio. Con base en el concepto básico, estudios previos demostraron que la SPECT/TC puede ser una modalidad diagnóstica valiosa para la enfermedad de la columna vertebral, especialmente la neoplasia maligna, la fase activa de la artritis, el traumatismo sutil, la infección y el dolor postoperatorio causado por pseudoartrosis, infección menor y factores menores.

  • Estudio de velocidad de conducción nerviosa o electromiografía

    El propósito de la NCV/EMG es evaluar la extensión del daño a los nervios periféricos e identificar el sitio de la lesión con precisión. La EMG es una prueba que evalúa el estado electrofisiológico de un músculo con la inserción de un electrodo de aguja delgada directamente en el tejido muscular. Los cambios electrofisiológicos ocurren en un músculo si hay daño nervioso o una anomalía en el músculo mismo, y se utilizan electrodos de aguja para examinar dichos cambios La NCV/EMG se usa comúnmente para determinar la presencia o ausencia de radiculopatía cervical o lumbar.

  • Estudio del tiempo de conducción del motor central

    Es una prueba basada en potenciales evocados motores y se utiliza para determinar la presencia o ausencia de patología en el cerebro y la columna vertebral. Para inducir una MEP, se colocan electrodos en los músculos de las extremidades superiores o inferiores y se administra estimulación magnética al cuero cabelludo. Por lo tanto es útil para determinar si existe un trastorno del sistema nervioso central; sin embargo, incluye una limitación en el sentido de que las lesiones menores pueden pasar desapercibidas debido a resultados falsos negativos. Es necesario un diagnóstico preciso y un manejo adecuado de la enfermedad de la columna vertebral; sin embargo, a veces es un desafío. A continuación, los médicos de columna vertebral pueden utilizar varias opciones de diagnóstico por imágenes, como radiografía, tomografía computarizada, resonancia magnética y pruebas electrofisiológicas. La selección de la modalidad diagnóstica específica para cada paciente (o caso) es vital, ya que puede ayudar en el manejo adecuado del paciente y en la determinación precisa del pronóstico. Por lo tanto, conocer las diversas modalidades diagnósticas de la columna vertebral es importante para poder determinar el mejor abordaje para cada paciente.

Resonancia magnética

Escáner (TAC)

EOS Scan

Gammagrafía ósea

SPECT Post Instrumentación vertebral

Cómo puedo prevenir una lesión de columna

  • Mantente en movimiento. El ejercicio regular es una de las claves para mantener la columna vertebral sana. Caminar es una excelente forma de ejercicio, pero si caminar es difícil para usted, pruebe otra forma de ejercicio aeróbico. El ciclismo estacionario, la natación y los ejercicios acuáticos con dispositivos de flotación son excelentes opciones.

  • Estirar la columna vertebral es una excelente manera de mantener o mejorar su rango de movimiento y ayudarlo a mantenerse ágil. Y puede ayudar a prevenir o retrasar la progresión de la estenosis espinal y el dolor y la rigidez que la acompañan.

  • Mantener una buena postura. Aprender a mantener una buena postura cuando se sienta o realiza sus actividades diarias (como trabajar en el jardín, levantar cosas pesadas o estirarse para alcanzar algo) puede ayudarlo a evitar lesiones y desgaste que podrían conducir a generar una patología espinal. El ejercicio y las medidas de corrección postural pueden ayudarlo a aprender a sentarse o pararse con una postura óptima.

  • Controla tu peso. Alcanzar y mantener un peso saludable para su estatura puede contribuir en gran medida a prevenir lesiones vertebrales o aliviar los síntomas. Cargar peso corporal adicional ejerce presión sobre todas las partes de la columna vertebral. También puede dificultar el ejercicio con buena forma. Hacer ejercicio con buena forma ayuda a desarrollar la fuerza general, la flexibilidad, el apoyo para la espalda y la capacidad de pasar el día con una fatiga muscular mínima.

  • Dejar de fumar. Hay muchas razones para dejar de fumar. Fumar no solo aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas, infecciones respiratorias, cáncer y otras enfermedades, sino que también está relacionado con el dolor de espalda. El humo inhalado puede restringir el flujo sanguíneo y el oxígeno que nutren la columna vertebral, causando cambios degenerativos y una mayor percepción del dolor .

Mantente en movimiento

Estirar la columna vertebral

Buena postura

Control peso

No fumar

Scroll al inicio